Convivencia vial, movilidad sostenible y el #ParoDePasajeros

Imagen

El lunes 21 de abril participé de la “Caminata por la Justicia”, la cual tenía como finalidad que la Municipalidad Provincial del Callao cancele los permisos otorgados a la Empresa de Transportes Orión. En la actividad, conocí dos iniciativas ciudadanas: “No utilices Transporte Orión” y Paro de Pasajeros”.

El Paro de Pasajeros es un acto simbólico de protesta para exigir a nuestras autoridades un mejor transporte público. Este consiste en evitar por un día movilizarse en combi, coaster o microbús y usar el Metropolitano, el Metro de Lima, la bicicleta o caminar, entre otros.

Estoy de acuerdo con acciones que amplifican la voz de los usuarios del transporte público, que curiosamente somos la mayoría y a los que menos se nos escucha. En este caso, lo que pedimos son hechos concretos y verificables que ofrezcan un mejor transporte público y no que lo eliminen.

Las personas nos movilizarnos de diferentes formas y el transporte público es – junto con la caminata y la bicicleta- una de las formas más democráticas para hacerlo, es por ello que organizaciones como CicloAxion (Cicistas Urbanos del Perú) se han unido a la causa.

Aparte de ser un tema de empatía y solidaridad, ¿qué relación tiene el transporte público con la bicicleta?

Si partimos de que todos los usuarios de transporte público y ciclistas somos peatones y que los ciclistas son en muchas ocasiones usuarios del transporte público, tiene mucho sentido que las políticas públicas apunten a que tengamos medios masivos de transporte integrados a la bicicleta. Cabe recalcar que las bicicletas incrementan el área de cobertura de los sistemas de transporte público, de modo que aumentan su demanda.

Un caso puntual es el sistema de bicicleta pública San Borja en Bici que interconecta el distrito con el transporte público.

De otro lado, los reglamentos del usuario del Metropolitano (Municipalidad de Lima) y del Metro de Lima (Ministerio de Transportes y Comunicaciones) prohíben el ingreso con bicicletas. Sin embargo, en el caso del Metropolitano, las estaciones Matellini (Chorrillos), Estadio Nacional (Cercado) y Naranjal (Independencia) tienen estacionamientos para bicicletas.

Los retos del transporte urbano involucran muchas aristas, no solo se trata de la construcción de un metro o una carretera. Se trata de medidas que nos permitan optar por formas de transporte que reduzcan la congestión, que sean menos contaminantes, que sean capaces de movilizar gran cantidad de personas rápidamente y que causen menores accidentes.

Paradójicamente, el Ministro de Transportes y Comunicaciones ha escrito sobre la diferencia entre el actuar y el discurso, a raíz de las críticas a la Línea 2 del Metro de Lima:

Tenemos que empezar a construir la movilidad sostenible en el país, lo cual requiere esfuerzos técnicos y económicos importantes y, sobre todo, visión de futuro (…)

La pregunta de rigor es: ¿qué entiende por movilidad sostenible nuestro Ministro de Transportes y Comunicaciones?. Construyamos ciudad y ciudadanía.

Acerca de Peruanos de a pie

Todos somos peatones

2 pensamientos en “Convivencia vial, movilidad sostenible y el #ParoDePasajeros

  1. Pingback: PODER PEATONAL - DedoMedio.com

  2. Pingback: El ciclodía no se va | El último de la vía

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s