El Ciclodía no es una tontería, es una política de Estado

Imagen

 

Hace una semana vi en la tele que un conocido periodista se quejaba del Ciclodía (Ciclovía Recreativa) de la Av. Arequipa. Decía que la bicicleta le parecía una tontería, que no se puede cruzar la avenida los domingos, que tiene que dar mil vueltas en el auto, que –por último- lo hagan en la playa.

Mientras veía esto pensé: yo también tengo derecho a decir disparates, ¿no?

Ahí vamos: ¿estamos de acuerdo en que la actividad física es beneficiosa y que los espacios públicos (calles, veredas, plazuelas, parques, etc.) son deficientes? Entonces, ¿qué pueden hacer las autoridades para promover prácticas saludables para la gente? Y más importante, con qué dinero se financian dichas actividades, sabiendo que existen prioridades en seguridad, obras, etc.

Les tengo una buena noticia: desde el gobierno pasado tenemos un plan de incentivos municipales o presupuesto por resultados, donde el Ministerio de Economía y Finanzas fija metas para el desarrollo sostenible de la economía local y, en caso la municipalidad las cumpla, le cae un dinerito extra a su presupuesto con el que puede hacer más cosas. Suena bien, ¿no?

Para este año tenemos las Metas 5 y 12: “Programa de promoción de la actividad física y recreativa en espacios públicos” y consiste en cerrar una vía de todo paso vehicular durante 10 fechas al año – de preferencia los domingos – y por 5 horas seguidas. Esos días se instalan 4 módulos de promoción de la actividad física dirigidos a diferentes grupos de edad e incluyen áreas culturales, educativas y de convivencia vecinal.

El Plan de Incentivos Municipales consta de recursos adicionales al presupuesto anual, sujetos al cumplimiento de ciertas metas (como la Meta 12). Todas las municipalidades del Perú pueden acceder a estos recursos. En tal sentido, si la municipalidad realiza los ciclodías, el MEF transfiere dinero adicional. Si no, se forma una bolsa y se reparte entre las municipalidades que cumplieron al 100% la meta.

Es decir, se trata de una política de Estado que beneficia a todos, desde el punto de la gestión pública, de presupuesto, de mejora en los procesos del Estado y sobre todo, que inciden en la calidad de vida de las personas, de los peatones, de los ciclistas, de todos. Un poco de empatía y visión es siempre bienvenida.

Imagen

En fín, yo espero que el periodista algún día disfrute de un Ciclodía, que si tiene seres queridos, que los lleve, el ejercicio oxigena un poco y da ideas frescas. Y que no piense que el auto es el rey de las vías, lo somos las personas.

 


Notas adicionales:

  • El Plan de Incentivos a la Mejora de la Gestión y Modernización Municipal fue creado por Ley N° 29332,  tiene como finalidad promover condiciones que contribuyan con el crecimiento y desarrollo sostenible de la economía local.
  • El Plan establece metas anuales para las Municipalidades Provinciales y Distritales de todo el país, asignando recursos cuando se verifique el cumplimiento de las mismas.
  • Las metas que deben cumplirse hasta el 30 de junio, se evalúan hasta el mes de julio.
  • En el caso de cumplir el 100% de las metas previstas para el período Junio se les transferirá el 100% del monto máximo asignado. En caso del cumplimiento parcial de las metas, el monto a recibir será un porcentaje proporcional a las metas alcanzadas

 

Acerca de Peruanos de a pie

Todos somos peatones

14 pensamientos en “El Ciclodía no es una tontería, es una política de Estado

  1. Bueno de Mariátegui se puede esperar cualquier cosa. En efecto creo que si la gente se moviera más en bicicleta desaparecería el tráfico de carros. En el Perú la gente no quiere caminar por eso existen paraderos “baja en la pollería”, “baja en el colegio”. La gente quiere que la combi lo deje en la puerta de su casa. Y otros por cuatro cuadras quieren tomar taxi. Si camináramos más, usáramos más bicicletas, creo que el tráfico desaparecería en su totalidad.
    Si sugiero que se den facilidades para los ciclistas. Por ejemplo, me gustaría salir en bicicleta, dejarla en algún paradero del Metropolitano. tomar el metropolitano (o el tren en su defecto). Regresar luego de 8 horas (o las que fuere), volver a coger mi bicicleta y regresar a casa. Algún día existirá eso en el Perú?

  2. Yo estoy de acuerdo con hacer uso de medios de transporte que den respiro al medio ambiente, ya que no sólo influye en nuestro ecosistema, sino que nos ofrece mayor energía para desarrollar nuestras actividades cotidianas. Sin embargo, tanto ciclistas como peatones vulneramos las leyes de tránsito con tanta frecuencia y riesgo como los conductores de cualquier vehículo automotor. Incluso, con la ventaja de estar sobre una bicicleta, perdemos el respeto al peatón y vulneramos la preferencia que éste tiene por ser el que mayor riesgo corre.

    Esta iniciativa tuya, considero debe tener una perspectiva ambientalista y, por sobre todo, de conciencia social.

    Felicidades y gracias por el espacio.

    • Gracias por los buenos deseos. La intención del blog es poner atención en los más débiles de la cadena de la movilidad: los peatones. El diseño de las ciudades en el Perú aún sigue orientada al vehículo privado, perdiendo perspectiva de que la ciudad es para las personas. ¿Ha visto esos puentes peatonales que nos dice, camine más, el auto debe ir rápido, usted sufra nomás; o los cruces semaforizados en algunas zonas cada medio kilómetro, o las veredas angostas o rotas que hay que hacer malabares para pasar?. Justo de eso se trata, de reclamar tribuna para los humanos, antes que para los autos.

  3. Creo que cerrar las pistas es una mala decisión, no permiten que autos y bicicletas convivan y que los conductores aprendan a respetar y ceder el espacio a los peatones. Sobre el uso del espacio público, entiendo por proporción cuántos pueden movilizarse en autos y bicicletas, cuántos autos y bicis hay en una ciudad, y cuál de estos transportes cumple mejor su objetivo (que es el de movilizarse, no de recreación).

    Como política me parece bien incentivar el uso de la bicicleta que es un medio saludable, ecoamigable, económico y práctico; pero para que gane espacio público requiere medidas integradoras y que incentiven a la gente a usarlas.

    Faltan ciclovías continuas y que se respeten (muchos autos bloquean su espacio); lugares para estacionarlas y que estén seguras (hasta en San Isidro se roban las bicis encadenadas) y, para los que no pueden comprar una, alquiler de bicis como en Holanda o España.

    La bici merece más espacio, pero impedirle al conductor (ojo que hay personas que no pueden manejar bici: ancianos, discapacitados, embarazadas, madres con bebés, etc.) que pueda movilizarse es la peor forma de promoverla.

    PD: Incentivemos también el skate, los scooters y caminar.

    • Cerrar una vía, el domingo, por unas cuantas horas no me parece desproporcionado. Tradicionalmente se piensa que el auto es el centro de las políticas de transporte; sin embargo, a mi me parece que somos las personas.

      Cuando se tienen recursos limitados, como el caso peruano, obviamente no podemos hacer a la vez todo lo que usted propone. A mí me encantaría por ejemplo, mayor porcentaje del presupuesto público destinado a peatones y ciclistas; sin embargo, usted y yo sabemos cuál es la realidad.

      Justamente, ante el déficit de espacio público de calidad, se trata de recuperar espacios destinados a los autos a favor de las personas. Una medida que a bajo costo, beneficia a muchas personas, incluidas las personas con movilidad reducida que usted menciona (adultos mayores, personas con discapacidad, mujeres gestantes, con niños).

      El hecho que haya un día a la semana, por unas pocas horas, una vía cerrada al auto no quiere decir que estos se encuentran impedidos de circular. Inclusive es un sano ejercicio al que nos vemos sometidos los peatones y ciclistas día a día. ¿Ha visto como son los cruces peatonales, los paraderos, las veredas, las ciclovías?

      Tampoco seamos dramáticos, todos coexistimos y compartimos las vías. Un poquito de simpatía por las personas no viene mal🙂

      • Yo apoyo la coexistencia y si hay más espacios para los peatones y bicis, mejor. Cerrar una vía no es cuestión de proporción (imaginemos una ambulancia, incendio u otra emergencia y no poder cruzar una vía) y los autos sí están impedidos de circular porque no puedes pasar, lo he comprobado.

        No creo que haya “recursos limitados”, en Perú, efectivamente, se está gastando demasiado en transporte motorizado y poco en espacios públicos para peatones, bicis y otros (parques, ciclovías, skateparks, etc.; aunque hay algunos esfuerzos aislados).

        La realidad es que seguimos teniendo políticos que no dan la talla, tenemos cerca a Colombia, con iniciativas exitosas (es genial pasear en una ciudad en la que no hay cláxones y menos de camiones) o Bolivia, con campañas con resultados.

        Gracias por dedicarle un espacio de su tiempo a discutir temas como la ciudadanía, educación vial y espacios públicos. Un poco de empatía también por los conductores, que también son personas aunque haya muchos que no lo parezcan por la forma en que manejan (eso sí es dramático, muchos no comparten las vías ni con otros conductores).

        Sería interesante un post sobre formas de cambiar la cultura y hábitos de los conductores (usar menos el auto si se puede caminar, ceder el paso y compartir el vehículo, una medida que se está aplicando en España para reducir el uso de autos).

        PD: Sí he visto cómo está la calle, incluso he creado una data de pistas rotas en Lima por obras inconclusas o que demoran en su ejecución y que afectan a conductores y ciclistas. Ver: http://datea.pe/#mapeo/159

      • Gracias por las ideas. Siguiendo con las experiencias exitosas de Colombia y Bolivia, actualmente se estima que existen alrededor de 350 ciclovías recreativas en 20 países de las Américas y que surgió en los 90s en Bogotá, Colombia.

  4. Al tema de la coexistencia, la salud y el presupuesto destinado a estos caminos, se puede mencionar la seguridad. Mientras vivamos sin la sensación de que estamos seguros, la bicicleta no ganará más adeptos. Se podría proponer que la ciclovía de la avenida Arequipa cuente con semáforos para bicicletas como ocurre en Holanda y así ambos convivirían los autos y las bicis.

  5. Pingback: ¿Por qué los peatones ganamos con un gobierno abierto? | El último de la vía

  6. Pingback: El Niágara en Bicicleta | El último de la vía

  7. Pingback: El ciclodía no se va | El último de la vía

  8. Pingback: Caminando con papá (gobierno) | El Útero de Marita De a pie

  9. Pingback: Caminando con papá (gobierno) | El último de la vía

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s